¿Coche tradicional ó coche híbrido?

27/04/2017
Conoce con ITV SGS las ventajas e inconvenientes a la hora de decidir entre un coche tradicional o un coche híbrido.

Tal y como venimos observando últimamente, el precio de los hidrocarburos permanecen altos y a la vez se implantan nuevas medidas anticontaminantes para mejorar y preservar el medioambiente y mejorar la calidad del aire que respiramos. El objetivo es claro: convertir las ciudades en entornos verdes y libres de contaminantes, lo cual está provocando que muchos conductores empiecen a considerar seriamente la adquisición de un coche híbrido frente al coche tradicional.

Los vehículos híbridos, compuestos por un motor eléctrico y otro motor de combustión interna, son anunciados por ecologistas y asociaciones medioambientales como el vehículo de transporte necesario para reducir la huella de carbono ocasionada desde principios del siglo XX. Como siempre que se va a realizar una gran inversión, es necesario analizar los pros y contras que aportan ambos tipos de vehículos y así valorar si te merece la pena o no comprar un automóvil híbrido.

Tal y como anuncian sus fabricantes, a favor de los coches híbridos están su bajo consumo de combustibles fósiles y sus bajas emisiones de gases contaminantes. Además, asumiendo que las baterías hayan sido recargadas previamente, ofrecen una economía de combustible superior a la de los coches tradicionales de su mismo tamaño en los recorridos de corto alcance.

Otro punto a su favor es el gancho comercial por el que muchas compañías de seguros ofrecen descuentos inmediatos a la hora de comprar un híbrido, hasta el punto de dedicar una división específica para seguros de automóviles híbridos.

Como ventaja mecánica, saber que cuando se conduce un híbrido lentamente o se detiene por ejemplo en los semáforos, el motor de combustión no funciona. Eliminando su uso en estos casos, se podrá ahorrar dinero en su mantenimiento. Por tanto, viviendo en un entorno urbano, donde la conducción es lenta, la adquisición de un híbrido le beneficiará: utilizará el motor eléctrico al máximo y promoverá un entorno cívico y de confort al eliminar el ruido que haría un coche tradicional.

En contra de los coches híbridos cabe mencionar que el coste de adquisición es mucho más alto que el de los vehículos tradicionales de igual tamaño y clase. Si tu único incentivo es pagar menos a largo plazo, en lugar de promover medidas sanas y beneficiosas para el medioambiente, posiblemente un coche híbrido no sea la opción más acertada.

Dependiendo del precio del combustible y del número de kilómetros realizados por su propietario, los coches híbridos podrían o no proporcionar un beneficio en costes totales para el comprador. A esto se suma que, si bien los híbridos no fallan muy a menudo, cuando tienen una avería las reparaciones suelen ser costosas. De ahí que si te decides por un coche híbrido, y pienses mantenerlo durante mucho tiempo, debas considerar la posibilidad de adquirir una extensión de garantía que complemente la ofrecida de serie por el fabricante.

A favor de los coches convencionales indicar que son más simples y más baratos. Por esta razón, son la primera opción de la mayoría de los compradores de coches nuevos. Gracias a una tecnología mejorada, la economía de consumo de combustible se está acercando a la de los híbridos.

En su contra, que son menos respetuosos con el medioambiente y, si atendemos a diversos estudios, no tan seguros para sus ocupantes como sus homólogos híbridos.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!


Volver

Todo lo que sabemos de coches y motos, es por tí

Por eso compartimos contigo ideas y consejos en nuestro perfil de Twitter, Facebook y Blog

Facebook Twitter Blog
Inicio - Términos legales - Contacto
Top