La seguridad en los neumáticos

22/07/2017
El neumático es el elemento de seguridad más importante y que requiere una revisión constante por parte del conductor.

Los neumáticos son los elementos de contacto del coche con la carretera, por tanto, su calidad determina su principal factor, la adherencia a los diferentes tipos de superficies tanto asfalto, tierra o nieve y también el principal elemento de seguridad pasiva.

Los neumáticos están compuestos por varias partes: Carcasa, los flancos (lados), la banda de rodadura (dibujo) y calidad del caucho. La calidad de estas partes determina un buen neumático.

1.-  La rigidez de la carcasa del neumático:

La carcasa puede ser más rígida o más flexible según el tipo de neumático que se pretende conseguir, más confortable o más deportivo. Para conducciones de confort, la carcasa del neumático es más blanda, es más deformable y absorbe mejor las irregularidades durante su pisada, pero su paso por curva es más impreciso. Para conducciones deportivas, con una carcasa más rígida, menos deformable, excelente paso por curva, pero repercute negativamente en el confort del vehículo.

2.- Los flancos:

La flexibilidad de la carcasa depende directamente de los flancos de las ruedas, ya que al tomar una curva se doblan y la rueda pisa con los bordes, lo cual provoca un desgaste irregular provocando imprecisión en la pisada de la rueda, mientras que, si es más rígida, permite asegurar una pisada de la banda de rodadura con la superficie.

SGS. Neumatico

3.- la banda de rodadura (dibujo):

Una característica muy importante a tener en cuenta del neumático es durante las condiciones de lluvia mientras conduce, donde un buen neumático va a destacar por su calidad mientras que los económicos o de baja calidad pueden provocar situaciones complicadas. Mientras que en condiciones de seco la mayoría de los neumáticos sean nuevos o con desgaste mantienen la distancia de frenado, en condiciones de mojado las distancias aumentan proporcionalmente con el desgaste del neumático y con la baja calidad del mismo. A mayor profundidad de los surcos del dibujo del neumático, mejor es su capacidad de evacuación de agua, mejora su agarre, mejora su conducción en condiciones adversas.

Como ejemplo práctico de una frenada en mojado pasando de 100km/h a 60km/h, con una profundidad de 7mm el coche necesita 50m para frenar, sin embargo, si la profundidad pasa a 5mm el coche necesita 60m y si la profundidad es de 3mm la distancia de frenado pasa a ser mayor de 65m. Por tanto, si apuramos la profundidad del dibujo de nuestro neumático hasta el mínimo legal de 1,6mm, la distancia de frenado aumenta hasta los 80m, con el riesgo que conlleva a los pasajeros del vehículo como al resto de los usuarios de la vía pública.

4.- La calidad del caucho:

El caucho empleado para la fabricación del neumático es sumamente importante ya que repercute en la adherencia y el confort del neumático. La utilización de un compuesto duro ofrece poca resistencia al avance por lo que no va a ofrecer el mismo grado de adherencia que un compuesto blando que se agarra mejor mejorando su adherencia al asfalto.

Los neumáticos de compuesto duro son los designados como ecológicos, dado que su principal atractivo es el bajo consumo que ofrecen por su baja resistencia a la rodadura, pero como inconveniente en situaciones de lluvia o frío sus prestaciones disminuyen drásticamente. Los neumáticos de compuesto blando son los llamados deportivos o para condiciones adversas como la nieve o la lluvia dado que mejora el agarre y adherencia a la superficie cuando se dan condiciones climatológicas adversas.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!


Volver

Todo lo que sabemos de coches y motos, es por tí

Por eso compartimos contigo ideas y consejos en nuestro perfil de Twitter, Facebook y Blog

Facebook Twitter Blog
Inicio - Términos legales - Contacto
Top