¿Qué es la tarjeta ITV electrónica?

07/04/2017
La tarjeta de inspección técnica de color verde ha pasado a la historia. Ahora los vehículos tienen tarjeta de ITV electrónica. En ella se recogen todos los datos que identifican al vehículo y en ella, además se anotan los resultados de las inspecciones técnicas a medida que estas se realicen, sea cual sea su resultado.

Con el actual Real Decreto 667/2015 de 17 de julio de 2015, todos los coches de nueva fabricación tienen tarjeta de ITV electrónica. También conocida como eITV, es un documento emitido por los fabricantes que hace pasar a la historia la tradicional ficha técnica (la ficha verde) como documento en el que se anotan todas las características que identifican vehículo (desde la marca y modelo hasta el número de bastidor, pasando por la potencia, cilindrada, peso y tara del conjunto, número de plazas, matrícula...).

En la ficha electrónica se reflejarán también todos los resultados de las inspecciones técnicas (ITV) cada vez que el vehículo deba realizarlas y cuando se tramite alguna reforma en el vehículo.

¿Qué vehículos tienen tarjeta de ITV electrónica?

La nueva legislación aprobada por la DGT dice que la eITV debe ser obligatoria para los siguientes vehículos (matriculados a partir de noviembre de 2015 o mayo de 2016 (según la categoría): 

  • Categoría L: se incluyen los ciclomotores y las motocicletas, así como los vehículos todo terreno (quads) y otros vehículos de poca cilindrada de tres o cuatro ruedas. Dentro de la categoría L, las motocicletas se dividen en dos grupos: con o sin sidecar. También existe una categoría para los ciclomotores de tres ruedas, cuyos motores son de menor cilindrada y alcanzan velocidad punta menos elevadas que los triciclos motorizados.
  • Categoría M: en ella se incluyen los vehículos motorizados de al menos cuatro ruedas destinados al transporte de pasajeros.
  • Categoría N: estos vehículos a motor están diseñados para el transporte de mercancías. Se agrupan por tamaños, e incluyen camiones y camionetas.
  • Categoría O: remolques y semirremolque.

La medida no se aplica a los vehículos matriculados con anterioridad, que seguirán utilizando el característico documento impreso en papel timbrado de color verdoso (la ficha técnica de toda la vida).

Existen dos tipos de eITV:

  • Tipo B: para vehículos de las categorías M, N y O distintos de los agrícolas, de obras y servicios y los de categoría L.
  • Tipo BL: vehículos completos de categoría L.

¿Cómo se consigue la ITV electrónica?

Antes de la entrada en vigor de la tarjeta de ITV electrónica, para matricular un coche desde el momento en que salía de fábrica había que realizar varios trámites. Algunos exigían la presencia física del propietario o los representantes del concesionario. Con la eITV se elimina la necesidad de desplazamientos pues todas las gestiones son telemáticas.

El proceso para conseguir la tarjeta electrónica es el siguiente:

  • Los fabricantes (concesionario) envían de forma telemática los datos técnicos al Registro de Vehículos Prematriculados.
  • Tráfico comprueba los datos e inscribe el vehículo en el Registro de Vehículos Prematriculados. El fabricante recibe entonces el Número de Identificación del Vehículo (NIVE). Este número es único para cada vehículo y evita eventuales problemas derivados de duplicidades en el bastidor.
  • Los concesionarios informan, de manera telemática, a la DGT acerca de la identidad de la persona que adquiere el vehículo. Este paso se conoce como 'diligencia de venta'
  • Cuando el vehículo ya esté incluido en el Registro de Vehículos Prematriculados, comienza el proceso de matriculación. Para ello, el gestor (presencialmente o de manera telemática) presenta en la Jefatura de Tráfico la solicitud de matriculación con el número NIVE.
  • La DGT valida los datos de la matriculación, los incluye en la Tarjeta ITV electrónica y los graba en el Registro General de Vehículos.
  • Finalmente, el sistema devuelve al gestor un permiso provisional de circulación con el número de matrícula asignado y una copia de la Tarjeta ITV electrónica. El propietario puede, desde este momento, tramitar el seguro obligatorio para circular con su vehículo.

¿Qué Ventajas tiene la eITV?

El gran beneficio que aporta la tarjeta electrónica es que, al evitar los trámites presenciales, reduce el tiempo y los costes. Para el conductor, tener todos los datos de su vehículo en un fichero digital supone dos valores añadidos:

  • Puede disponer mas rápido del vehículo al reducirse el tiempo de matriculación.
  • Se facilitan las gestiones referentes a la liquidación de los impuestos asociados a la matriculación.

Equipo ITV Coslada

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver

Todo lo que sabemos de coches y motos, es por tí

Por eso compartimos contigo ideas y consejos en nuestro perfil de Twitter, Facebook y Blog

Facebook Twitter Blog
Inicio - Términos legales - Contacto
Top